Prácticando aproximaciones con THE GAME - Creziendo
15738
post-template-default,single,single-post,postid-15738,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Prácticando aproximaciones con THE GAME

Prácticando aproximaciones con THE GAME

Aunque los juegos competitivos pueden resultar útiles para desarrollar ciertas competencias, en CREZIENDO nos encantan los juegos colaborativos para los más pequeños.

THE GAME es un sencillo juego de cartas numeradas del 1 al 100 donde el adversario es el propio juego y los jugadores han de ponerse de acuerdo para derrotarlo. A pesar de su apariencia un tanto tétrica, THE GAME es un juego para toda la familia donde la clave es ponerse de acuerdo y jugar en equipo para deshacerse de todas las cartas.

Todos los participantes ganan o pierden de manera conjunta, como ocurre en los juegos cooperativos, pero las pistas entre los miembros del grupo son más limitadas que en dichos juegos, ya que no podemos decir que cartas tenemos en nuestra mano (por ejemplo no se puede decir: “tengo el 54”), limitándonos a advertir que nadie ponga carta en un determinado montón porque “tengo una buena carta“, sin entrar en más detalle.

El objetivo es que todos los jugadores logren deshacerse de todas sus cartas. En la mesa podrán colocar cuatro pilas de cartas, dos de ellas deben irse llenando en orden ascendente y las otras dos en orden descendente. Cada jugador tendrá un número de cartas en su mano (depende del número de jugadores) y en su turno debe jugar un mínimo de dos (en los mazos que se van formando) y como máximo todas ellas. Tras su acción de colocar, coge tantas cartas como necesite para reponer su mano.

La mecánica y reglas son fáciles de aprender, pero el juego se complica cuanto más jugadores haya y menos suerte tengan estos en las cartas que les van tocando.

En resumen, un juego muy interesante para niños y niñas a partir de 7 años.

¿Jugamos?